El marketing verde puede ayudarnos a construir un mundo mejor.

Surgió  de la preocupación de los ciudadanos por hacer políticas que ofrezcan soluciones  más éticas. Cada vez somos más las personas comprometidas con el medioambiente. Pero ¿sabes a qué nos referimos cuando hablamos de marketing verde?

¿Qué es el marketing verde?

Cada vez es mayor la influencia que las redes sociales tienen sobre nosotros y ,las empresas, cada vez tienen más en cuenta estas preocupaciones y los intereses de los ciudadanos en sus estrategias de marketing  y en su forma de actuar.

Esta creciente preocupacion de la sociedad por la sostenibilidad hace que las empresas se esten replanteando su forma de actuar creando estrategias y acciones orientadas hacia la sostenibilidad.

Que el comportamiento de la empresa no dañe el ecosistema es una de sus máximas. Que las acciones que realice, los métodos de producción y los artículos que fabrique o comercialice, sean respetuosos con el entorno.

Por lo que podríamos definirlo como Marketing ecológico. La fabricación, desarrollo, comercialización y distribución de cualquier producto teniendo en cuenta el impacto medioambiental que tendrán.

¿Cómo puede el Marketing verde o Eco-marketing beneficiar a tu empresa?

ecología y sostenibilidad

Puede ayudarnos a llegar a consumidores concienciados con la sostenibilidad.

Al realizar cambios en los procesos de producción y en tus estrategias comerciales llegarás a un público diferente, concienciado con el medio ambiente.  Valorarán positivamente tus acciones y conseguirás nuevas  oportunidades de crecimiento.

Atraerás a nuevos clientes que buscan un consumo más responsable.Y lograrás conectar  con  los más jóvenes que buscan  productos y servicios que vayan más allá y ofrezcan valores más respetuosos.

El primer punto que debemos tener en consideración es promover  y adoptar para tu empresa el uso de materiales menos contaminantes . Además debemos  controlar el consumo de agua excesivo y mantener a raya los residuos que se generan. Adoptando estas medidas disminuiremos  de forma considerable, el impacto negativo sobre el ecosistema.

Debemos intentar  cambiar los  hábitos de consumo, es decir,  lograr que el consumidor actúe de forma diferente.Es complicado pero, si conseguimos  trasladar al comprador  esta preocupación por la ecología, conseguiremos  acciones reales que eduquen  a los  consumidores y les ofreceremos  soluciones alternativas a hábitos muy consolidados.

 

Lograremos así  mejorar la imagen de la empresa. El respeto por el entorno da valor a  tu marca y hace  que el consumidor la vea de forma distinta. Es importante que seas transparente y que muestres un compromiso real.

Si conseguimos implementar estrategias creativas, estas te ayudarán al crecimiento de tu negocio.

Pero esta apuesta debe ser verdadera.

No sirve un lavado de imagen para aparentar un cambio de modelo, el compromiso debe ser real y debes implementar métodos de control dentro de tu negocio para que tu apuesta sea creíble y cierta.

El marketing verde exige acciones reales y soluciones que se reflejen en el día a día.  El consumidor sabe distinguirlas.

Apuesta por el marketing ecológico y aporta tu granito de arena para conseguir un mundo más sostenible.

Si te gustó nuestro artículo puedes comentarlo en las redes sociales