El sangrado es una de las dudas más frecuentes que se siguen teniendo a la hora de imprimir un documento.

Da lo mismo que tu imprenta sea tradicional u online. Siempre que mandes un archivo para imprimir te piden que lo envíes con sangrado y márgenes… Pero, ¿qué son las sangres y los márgenes?

Cuando  diseñas un documento intentas  aprovechar el espacio al máximo pero debes tener en cuenta que debes dejar unos milimetros  a los lados del documento para asegurarte de que quede perfecto.

A esto le llamamos sangre. Se trata de un borde de unos milímetros de grosor que debes dejar alrededor de todo el documento. Este márgen lo dejamos para asegurarnos que no eliminaremos ningún dato importante al realizar el corte. A veces las máquinas pueden variar unos milímetros al realizar dicho corte y este es el márgen de seguridad para que tu trabajo quede en las mejores condiciones. Si el fondo de tu documento tiene imágenes o color llévalo hasta el final  para asegurarte de que queda perfecto.

Normalmente hablamos de 3 o 4 mm pero en cada imprenta te facilitarán el dato para que sepas con seguridad cuantos mm debes dejar.

margenes-y-sangre

Ademas de la sangre debes calcular también la zona de seguridad o de tranquilidad. Es normal que intentar aprovechar el espacio al máximo pero debemos tener en cuenta que, si llevamos el texto hasta el extremo del documento, a veces puede salir cortado y no leerse bien.

Por esto recomendamos que dejes un márgen de unos 4mm entre el final del documento y el lugar donde sitúas el texto o la imágen. A esto le llamamos márgen de seguridad o zona de tranquilidad.

Así te aseguras un diseño perfecto.

Si te gustó nuestro artículo puedes comentarlo en las redes sociales